Que sea posible la paz en el mundo es algo discutible. Nuestro pasado rebosa de batallas, guerras y trifulcas. En la actualidad, las noticias están plagadas de bombas, luchas y conflictos ¡para tirar la toalla, no? Pues hay mucha gente que resiste, personas que sí creen y trabajan duro por la paz.

Una de las escuelas de Camerún

Hace ya algunos años, un grupo de profesores y profesoras de Vélez Málaga decidieron remangarse y meterse en harina hasta los costados. Pensaron que sí es posible un mundo en paz, si cada uno aporta un poquito de lo que sabe hacer y no se rinde al desaliento.  Como ellos lo que saben es “enseñar”, fundaron la asociación Ahimsa, que en sánscrito significa “Educación para la paz”, y ya son más de 10 los países donde desarrollan sus proyectos, que consisten, sobre todo, en la creación de escuelas o institutos, y en la formación de los nativos. Ellos te lo explicarán mejor:

Imagen de previsualización de YouTube

Este vídeo, realizado para el Club de las Ideas de Canal Sur 2, está elaborado con imágenes cedidas por Ahimsa sobre su proyecto en Camerún

Esta asociación de profesores altruistas, impulsados por el docente Antonio Ruiz Zamora, es totalmente voluntaria y se sostiene con las aportaciones de sus socios y con la venta de productos artesanales, fabricados por ellos mismos en los distintos lugares donde operan,  como es el jabón. Ofrecen, también, abundante material didáctico para educadores, así como información, asesorameinto y apoyo en campañas de educación para la paz. Como dice Enriqueta Morales, profesora miembro de Ahimsa: ¡el mundo puede cambiar!