Existen personas con un don especial. Nosotros hemos tenido la suerte de conocer a dos de ellas: los pintores Robert Harvey y José Hernández. Ocurrió durante el rodaje del documental Oficio de pintor, oficio de vivir.