En Camerún la homosexualidad es un delito. Por parecer afeminado, tomar un Bayleis o decir “te quiero” por SMS te pueden caer cinco años de cárcel. Desde nuestro canal oficiodevivir en Youtube iniciamos una campaña de denuncia de estos casos y de apoyo al colectivo camerunés de gays y lesbianas.