El marketing de contenidos, o marketing de guerrilla, lo comenzamos a utilizar las empresas sin un duro para gastar en publicidad. Ahora, incluso los grandes emporios empresariales las usan para promocionarse. Ya nadie duda de su gran eficacia y….¡de su increíble precio!