Jean-Claude Roger Mbede ha muerto por ser homosexual. Encarnó la lucha por los derechos de la comunidad LGBT en Camerún, después de sufrir prisión a causa de un sms cariñoso. Pero, la homofobia a podido más y, repudiado por su familia, ha muerto de cáncer sin recibir tratamiento médico.