Marc Lambert ha sufrido en sus propias carnes la incomprensible violencia que desata su país sobre los homosexuales. Como muchos gays y lesbianas de Camerún ha sido encarcelado, humillado, golpeado y expulsado de la sociedad. A pesar de las amenazas de muerte, Marc decidió crear una asociación para ayudar a la personas que sufren su misma situación en Camerún.

Marc Lambert Lamba, el primero por la izquierda, con uno de los miembros de la asociación de ayuda a los homosexuales

Marc Lambert Lamba, el primero por la izquierda, junto a uno de los miembros de la asociación de ayuda a los homosexuales en Camerún.

En la primavera de 2005, Marc Larmbert Lamba fue detenido en un bar por la policía, junto con otros diecisiete jóvenes. Sospechaban que el local era frecuentado por homosexuales, lo que constituye un delito grave en Camerún. Fueron enviados a la cárcel, grabados por las televisiones nacionales para difundir su ignominia y condenados a un año de cárcel sin reunir prueba alguna. La cárcel significa la muerte para muchos de ellos, donde son golpeados, violados y abandonados a su suerte. A Marc le surgió entonces un dilema: huir de su país o plantarle cara a la injusticia y la sinrazón. Optó por esto último y creó, en 2002, la primera asociación de ayuda al colectivo de LGBT de Camerún. Él mismo lo cuenta en este vídeo:

Imagen de previsualización de YouTube

La homosexualidad es considerada como un hábito pernicioso importado de Occidente. Las acusaciones y juicios que se llevan a cabo contra los gays y lesbianas rayan el absurdo y están llenos de incoherencias y deseos de venganza.

Este trabajo forma parte de la docuweb Homosexuales en Camerún, gente como tu y como yo, que hemos realizado junto con el Proyecto de Asistencia e Integración de las Minorías Homosexuales en Camerún (PAEMH), con el objetivo de denunciar y dar a conocer la lamentable situación en la que se encuentra el colectivo de LGBT de este país. Puedes encontrar más información en nuestro blog: Homosexuales en Camerún.