La guerra civil española le cambió la vida a Eduardo Haro Tecglen. A partir de entonces, ya no creyó en nada. El periodista y escritor madrileño siempre se ha rodeado con la coraza del escepticismo, hasta sus últimos días…

 

Eduardo Haro Tecglen vivó en primera línea la guerra civil española. Con apenas 12 años de edad, tuvo que hacer frente a la condena a muerte de su padre, un periodista republicano. Su mundo se vio trastocado de forma drástica, cambiado, confuso: “…te cambian tu bandera, tu himno, los símbolos y emblemas de la patria…, te cambian la historia…” afirma Tecglen para justificar con ello su escepticismo militante:

Imagen de previsualización de YouTube

Esta entrevista fue realizada en el año 2000 para el programa Verano en la Internacional, de Canal Sur 2, sobre los cursos de verano de la Universidad Internacional de Andalucía

Tras sobrevivir a la sombra del franquismo, Haro Tecglen fundó la revista semanal Triunfo, una de las publicaciones de las que se siente más orgulloso y con la que recuperó su espíritu “rojo” y de izquierdas de la forma más combativa. Al librepensador de Chamberí, con más de 25.000 artículos publicados, se le detuvo el corazón el 19 de octubre del año 2005, después de una vida llena de “amores enormes y pequeñitos, hijos perdidos, grandes penas, pocas esperanzas”, como él mismo escribió en su libro El niño republicano.